lunes, 21 de agosto de 2017

LAS DOS ORILLAS de Alejandro Palomas


Título: Las dos orillas

Autor: Alejandro Palomas

Editorial: Destino

Primera edición: noviembre de 2016

Nº de páginas: 83

ISBN: 9788423351671

Género: Narrativa




Autor

Alejandro Palomas, nacido en Barcelona en 1967, es licenciado en Filología Inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores. Entre otras, ha publicado las novelas "El tiempo del corazón" (publicada en Siruela y por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac), "Tanta vida""El secreto de los Hoffman" (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), "El alma del mundo" (finalista del Premio Primavera 2011), "El tiempo que nos une”, "Una madre""Un hijo" y “Un perro”. Su obra ya ha sido traducida a diez lenguas.

Ilustrador
Fernando Vicente nacido en Madrid en 1963 es pintor e ilustrador. De formación autodidacta, empezó su andadura artística en el hervidero de la movida madrileña. Posteriormente se dedicó a la publicidad, sector en el que llegó a ser director de arte en varias agencias. En 1999 regresa al mundo de la ilustración profesional, que ya no ha vuelto a abandonar. Entre sus colaboraciones más populares están sus ilustraciones para El País y en especial las del suplemento Babelia, que le han valido tres premios Award of Excellence de la Society for News Design.

SINOPSIS

Después del éxito cosechado con la publicación de Un perro, Alejandro Palomas y el ilustrador Fernando Vicente se unen en un spin off de la historia que ya ha enamorado a miles de lectores (con tres ediciones y más de 14.000 ejemplares impresos). En lo que será el primer libro ilustrado de las historias de Palomas, nos sumergiremos en la mente de Rulfo durante la celebración del cumpleaños de Fer. Gracias al amor infinito de Rulfo hacia Fer, éste podrá superar por fin la muerte de Max, el gran danés que tuvo antes de adoptarlo a él.

Una historia tierna, entrañable y preciosa que seducirá a todos los seguidores de Alejandro Palomas y que contará con las ilustraciones de uno de los ilustradores de mayor proyección en nuestro país, Fernando Vicente.

Opinión

Los libros de Alejandro ya son un referente para mí en mi mesilla de noche, y se quedan conmigo largo tiempo antes de poder hablar de ellos a no ser para recomendarlos. Me llegan directos al corazón y sus palabras se instalan en mí haciéndome sentir torpe a la hora de expresarme, es por esa razón por la que tardo tanto en comentarlos.

Ahora ha llegado el momento, varias circunstancias han hecho que vuelva a releer esta preciosidad de cuento, ya que no es una novela. Os intento explicar.

Los personajes son esos que ya conocimos en Una madre y que recuperamos en Un perro, no hace falta conocerlos de antemano, aunque sí que servirán para entender algunas cosas que ya se tratan en las novelas anteriores.

Nos vamos a encontrar de nuevo en una reunión familiar, en este caso se trata del cumpleaños de Fer, Amalia su madre ha preparado la mesa como suele hacer en navidades y además de los lugares que ocuparán sus hijas Silvia y Emma, y su yerno John, hay un cubierto más que es el que ocupa la Silla de las Ausencias. Esta Silla es donde han ido sentando de forma metafórica aquellos que han significado mucho en sus vidas ahora que ya no están y a los que han rendido cada uno de ellos su particular homenaje.

Hoy le toca a Fer, aunque aún no lo sabe, utilizar esa silla. Y es que Fer todavía no ha sido capaz de procesar la muerte de Max, su gran danés que murió hace ya tres años y del que no se pudo despedir. Ahora está en su vida Rulfo y debe pasar página.

Max está con ellos y en sus pensamientos, y será el encargado de guiar a Rulfo para mostrarle las dos orillas, los lugares donde van esos componentes de la familia que a pesar de no hablar lo dicen todo con sus miradas y su cariño.

Así con una preciosa metáfora Max, Rulfo y Fer comenzarán una nueva etapa.

Imposible describir lo que se siente cuando se lee, ya lo he dicho. Solo puedo explicar que el amor que, la ternura y el cariño que desprenden cada una de sus páginas os van a envolver. Es una preciosa forma de encontrar el consuelo que se puede tener cuando uno de los compañeros de vida nos abandona. Un proceso en el cual pasar de la tristeza a la aceptación, pero nunca al olvido.

Nos da una historia llena de amor para entender el duelo que para un amante de los animales representa su pérdida, lo hace con un sentimiento que no deja indiferente, y aunque son pocas páginas están llenas de simbología y emoción. Las ilustraciones son realmente maravillosas lo que hace que el libro se envuelva de magia.

No puedo contar más solo podréis experimentarlo si os dejáis llevar y leéis la historia, os garantizo que os va a gustar y que la releeréis más de una vez y probablemente os ayude.

 “Esta orilla, la nuestra, es la de los Ausentes —siguió hablando Max—. Salvo en casos muy puntuales, aquí es donde venimos cuando… cuando nos llega la hora.
La otra orilla es la del Consuelo.”

Un remanso de paz y amor en unos días complicados.


Saludos y a disfrutar leyendo