jueves, 12 de mayo de 2016

LA FÁBRICA DE SOMBRAS de Ibon Martín



Título: La fábrica de las sombras

Autor:
Ibon Martín

Editorial:
Travel bug

Primera edición:
Año 2015


Nº Páginas: 440

ISBN: 9788494407710

Género: Novela negra, thriller, suspense





Autor

Ibon Martín Álvarez, nacido en Donostia en 1976 es licenciado Periodismo y ha trabajado para varios medios de comunicación. Desde hace unos años invierte su tiempo en viajar y en escribir sobre ello. Excursionista y periodista especializado en ocio y viajes, como él mismo se define, es autor de una amplia gama de guías sobre destinos vacacionales, y también de tres novelas, por ahora: El valle sin nombre (2013), El faro del silencio (2014) y La fábrica de las sombras (2015)








Sinopsis

Anochece en el norte de Navarra. Una fría niebla flota entre los árboles de la selva de Irati, que duerme despojada de hojas en su letargo invernal. Una joven aparece ahorcada en los arcos de la Real Fábrica de Armas de Orbaizeta. Cuando todas las hipótesis apuntan al suicidio, la escritora Leire Altuna recibe el encargo de investigar el caso. No será fácil. Tendrá que buscar respuestas en un remoto pueblo de apenas una docena de habitantes, un lugar inquietante donde nada ni nadie es lo que parece. Sus pesquisas, que la colocarán en el centro de una macabra diana, sacarán a la luz viejas traiciones y secretos familiares desgarradores. Mientras tanto, las gélidas aguas del río que atraviesa el lugar volverán a teñirse de sangre.

Ibon Martin teje una historia de intriga y pistas falsas sin igual, una trama trepidante que arrastra al lector a un territorio poblado de mitos y leyendas. La narración vuela con maestría entre los oscuros años del contrabando en la frontera y un presente plagado de sombras. Unas páginas estremecedoras que nos Recuerdan que el mal y el ayer nunca cierran del todo la puerta. 

Opinión

Una vez más este libro ha llegado a mis manos por una lectura conjunta que ha organizado Laky en su blog Libros que hay que leer, y que su autor Ibon Martín ha proporcionado.

Su anterior libro me pareció fascinante, al menos lo que leí sobre él, así que podéis imaginar la alegría que sentí cuando me tocó, nada comparable con la que sentí cuando comencé a leer. Porque se trata de una novela con mucha intriga con unos personajes muy particulares, y un protagonista principal: La ambientación, pero mejor os voy contando.

La protagonista de la anterior novela, y ahora de esta es Leire Altuna, una escritora de romántica que ha cambiado de género tras verse envuelta en un caso ya resuelto. Ahora mismo está sumergida en la escritura de la que pretende ser la tercera entrega de una trilogía de novela negra, y además se encuentra en pleno bloqueo creativo, en el que sobre todo tiene ganas de perder de vista a su agente literario, Jaume Escudella que la está sometiendo a un marcaje de tiempos y soluciones acerca de su próxima obra, al cual ella no se encuentra acostumbrada.

Cuando su amiga Ane Cestero, agente de la Ertzaintza a la que conoció en el caso del “Sacamantecas” (libro anterior) viene entristecida por la muerte de su prima Saioa Goienetxe, y le cuenta que está convencida de que no es un suicidio tal y como pretenden catalogarlo y cerrarlo, sino un asesinato, ella ve el cielo abierto.

Saioa era la historiadora encargada de la rehabilitación de las ruinas de La Real Fábrica de Armas de Orbaizeta y estaba muy contenta con su puesto y con el comienzo de las obras. Sin embargo la han encontrado colgada de uno de los arcos de dichas ruinas y dicen que es un suicidio. Por motivos tanto personales como de competencias, la agente no puede investigar y le pedirá a Leire que lo haga por ella. Para la autora es toda una alegría, la trama se puede convertir en novela y los parajes le pueden servir de inspiración; deja el faro en el que vive y se dirige hacia allí a investigar in situ.

Leire llega al pueblo tras un accidentado y extraño viaje y en Orbaizeta, Navarra,  encontrará una gran reticencia a la rehabilitación. Las familias que viven en el barrio donde se hayan enclavadas las ruinas  no son el paradigma de la cortesía y la hospitalidad y se encontrará con un muro de cerrada hostilidad.

Cuando aparece otra víctima y comienzan a suceder  hechos ciertamente extraños, se va vislumbrando que el suicidio no ha sido tal y que alguien no está interesado en que continúen las obras. El porqué no está nada claro, pero todos coinciden en que las cosas deben seguir como están y el pasado no se debe remover. Para colmo la selva y sus criaturas parecen estar detrás de todo, o eso quieren hacer creer.

Evidentemente  con los últimos acontecimientos ya no es Leire la única investigadora, ya está al cargo la Policía Foral, con el inspector Igor Eceiza a la cabeza, que por deferencia a su compañera Cestero, dejarán colaborar con ellos.

Los habitantes del barrio parecen sacados de una película de terror, un cura de los de sotana y fe enfermiza, dos viudas, madre e hija que se niegan a hablar con nadie y que se refugian en la religión, una enfermera realmente siniestra y su huidizo marido, el actual dueño de los terrenos de la Fábrica. El autor nos los va describiendo de forma sencilla, nada forzada, siguiendo el patrón de las visitas que hace Leire a cada uno de ellos. De esta forma los personajes y los hechos que van a ir sucediendo le suministrarán cada vez más material para seguir con su novela.

Después de conocerlos la sensación de miedo y claustrofobia se acentúa, todos parecen esconder algo, se odian y a la vez saben todo de todos, y su único afán es que todos los foráneos se marchen, se olviden de los asesinatos y seguir con su rutinaria y asfixiante vida. Un pueblo lleno de sospechosos de asesinato nada menos.

Paralelamente comenzamos a enterarnos de una historia que comenzó en el año 1958, con los trapicheos y contrabando de los pasadores que introducían mercancía desde Francia, que está a tiro de piedra de la aldea. Conoceremos la historia de Tomás, un pequeño que de la mano de su padre y como si fuese una tradición no escrita, lo introducirá en ese mundo de mayores en el que se ganan la vida las gentes de la frontera, siempre huyendo de la Guardia Civil que vigila ese mercadeo ilícito, llevándose tajada, permitiéndolo o combatiéndolo hasta la muerte.

Las dos historias van a ir paralelas y el lector se preguntará hasta casi el mismo final, qué tienen que ver la una con la otra.

En la trama actual se producen sorpresas, sustos, giros inesperados que hacen que tengas el corazón a mil, y cualquier cosa te da unos sobresaltos de muerte, doy fe de ello, y te llevan hasta un final que te deja totalmente boquiabierto, porque aunque es inesperado, está perfectamente hilvanado y argumentado.

Y ahora es cuando llega el último y para mí el absoluto protagonista de la novela, y es la ambientación.

Estamos en la selva de Irati, un bosque de cuento en el que los árboles constituyen una maraña de colores en primavera y otoño… pero ahora los hechos transcurren en invierno, no hay hojas, solo existe una selva de ramas grises envueltas en niebla, un silencio inquietante sólo roto por los sonidos de aves que parecen de mal agüero y el murmullo de los arroyos y el río, deslizándose quedamente a través de las ruinas.
A mi parecer lo ha bordado, mi imaginación voló y se recreó en cada uno de los sentimientos que quiere trasmitir , el frío, la humedad e incluso esa gota de sudor helada que cae por la espalda cuando pasa algo.

Sólo le pongo un pero al autor, y otro a mí. Al autor, que el personaje de Leire resulte poco creíble en su relación con las fuerzas de seguridad  y algunas de las cosas poco probables que hace. Y a mí, que me he pasado todo el tiempo haciendo comparaciones con la trilogía del Baztán, de Dolores Redondo, y es algo que no me perdono.

Por lo demás, muy recomendable. Si encima se lee en una tarde de manta, sofá y lluvia, un placer extraordinario.




Saludos y a leer.

24 comentarios:

  1. Hola, guapi.
    Este lo dejo pasar porque tengo demasiado pendiente. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás hasta la bola, no? Pues es muy interesante !!
      Besos

      Eliminar
  2. Es de esos libros que, como se ponga en mi camino, cae seguro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Al final tendrá que leerla por las buenas opiniones que voy leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene unos momentos en los que se te rompen todos los esquemas !!
      Besos

      Eliminar
  4. Me alegra que hayas disfrutado con el libro y la lectura conjunta y hayas descubierto a un autor que yo creo que nos va a dar grandes alegrías.
    Preciosa reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por liarme, jajaja. Lo he pasado muy bien.
      Besos

      Eliminar
  5. Yo lo he disfrutado aunque algún momento final muy peliculero me sobró (y es totalmente cierto lo que dices de la relación de Leire con las fuerzas del orden) y mira, no me había dado cuenta, pero yo también me encontré a mí misma un par de veces pensando en la trilogía del Baztán.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el río, los bosques, las lamias...son elementos que vienen a la mente.
      Besos

      Eliminar
  6. Este lo tengo apuntada a ver si pudiera leerlo. Tantas buenas opiniones no pueden ser casuales, aunque haya algún pero.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Si yo también pienso que se da mucho aire a la trilogía... pero ya sabemos que cuando algo vende... pues todos hacen lo mismo...
    A mi me ha gustado muchísimo!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ambiente sí es común, el resto no tiene nada que ver. Son muy diferentes.
      Besos

      Eliminar
  8. Lo tengo pendiente, y estrenarme con el autor. Pinta muy bien.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. A ver si me hago con él y me formo mi propia opinión.

    ResponderEliminar
  10. Parece interesante, aunque lo dejo pasar porque estoy hasta arriba de lecturas.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo estamos todos. Es cuestión de ir moviendo.
      Besos

      Eliminar
  11. Mira que veo buenas opiniones, pero no termina de atraerme
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor no es el momento. Claro que con el montón de lecturas que hay...si no te atrae...
      Besos

      Eliminar
  12. Me gusta el argumento y el ambiente, tal como lo has contado aunque me pasaría un poco como a ti a la hora de buscar similitudes. Pero creo que puede ser una lectura interesante, va a la agenda. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo casi inevitable. Si lo lees, ya me dirás.
      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por comentar.
El contenido de la entrada es mi opinión como lectora y por tanto es totalmente subjetiva.