domingo, 13 de marzo de 2016

PEZ EN LA HIERBA de Ángel Gil Cheza


Título: Pez en la hierba

Autor: Ángel Gil Cheza

Editorial: Suma de letras

Colección: Conspicua

Primera edición: Abril de 2015 

Nº Páginas: 384

ISBN: 9788483654408

Género: Negra, contemporánea


Autor

Ángel Gil Cheza nació en Villarreal en 1974. Es licenciado en Humanidades y máster en Edición. A lo largo de toda su vida ha convertido la creación musical y la literaria en una necesidad de expresión y comunicación que ha quedado patente en diversas formaciones musicales y proyectos personales de índole cultural y social. 
Desde hace un tiempo su actividad laboral gira en torno al mundo de la edición, donde trabaja como editor de mesa freelance, imparte clases en diferentes centros y asesora a otros autores.
Tras autopublicar en Amazon dos de sus novelas, la editorial Suma de letras las ha publicado en papel. Son: El hombre que arreglaba las bicicletas, La lluvia es una canción sin letra y Pez en la hierba que es su última novela.


Sinopsis

Miquel Ortells es un editor que regresa a su pueblo natal, Vila-real, para cuidar de su padre, convaleciente tras un ataque al corazón, en la casa que la familia posee en un pequeño bosque junto al río. Allí se enfrenta, catorce años después, a los viejos problemas que le empujaron a marchar; en especial, el divorcio de sus padres enturbiado por el asesinato de dos niñas de trece y diecisiete años.

Ainara Arza es una escritora navarra a la que Miquel ayuda con su última novela. Juntos comienzan a investigar lo que ocurrió a aquellas chicas y, a pesar de sus contradicciones y luchas internas por evitarlo, se enamoran durante aquel frío otoño.

Una leyenda local sobre una gran cueva que atraviesa todo el municipio y llega hasta el río, en el boscaje; un misterioso túnel que forma parte del trazado de la desaparecida acequia del Diablo, de origen romano; y el fútbol femenino, invisible por los intereses ocultos de los más altos estamentos de este deporte, se entrecruzan en el eje de este envolvente relato.

Opinión

Esta novela ha sido un regalo, y muy bienvenido, porque conocía de oídas al autor, pero aún no había leído nada suyo, así que este libro me ha servido para estrenarme con él, y me ha gustado bastante.

El relato comienza en el año 2000 con un prefacio duro, que me ha recordado ciertos aspectos de una realidad no muy lejana. En él nos va a contar cómo se enfrenta un pueblo a la desaparición de una niña de tan solo trece años. La conmoción que este hecho supone, junto con la continua  y machacona referencia a los hechos en los medios de comunicación hacen que te pongas pronto en situación. Un día un vecino que está paseando su perro va a encontrar su zapatilla, a la vez que desaparece otra chica, apareciendo su cuerpo horas después en una de las acequias de la localidad.

Ya en la actualidad tenemos a Miquel Ortells, un editor que vive en Barcelona y que vuelve a Villarreal porque a su padre le ha dado un ataque al corazón, y necesita cuidados. Poco después de los hechos del principio en los que su padre se vio involucrado, Miquel decidió huir agobiado por las circunstancias. También aquello tuvo repercusión sobre el matrimonio de sus padres que acabó en divorcio. Desde entonces no había vuelto allí y hay cabos que no le parecen bien atados y decide investigar un poco más por su cuenta.

Como de algo hay que vivir, sigue con su trabajo de editor y la autora de la novela que está puliendo Ainara Árza se traslada allí durante un fin de semana, y mientras trabajan en ella, se irán implicando en la investigación que ha iniciado el protagonista y que la policía dio por cerrada.

A la vez que los recuerdos lo inundan, Miquel tendrá que reorganizar la relación perdida con su padre Pascual, con sus manías y el empeño que tiene en seguir secretamente enamorado de su ex mujer, sobre todo cuando sospecha que tras la fachada de la nueva pareja de su mujer no se esconde trigo limpio. Al enfrentarse a esas actitudes, Miquel se percatará de que realmente no conoce a su padre y no sabe hasta qué punto le afectaron los hechos que vivió.
Por otra parte Ainara y Pascual, van a conectar de una forma especial, y será a través del fútbol, cuando el hombre le explica a la joven escritora lo que para la gente y para ese pueblo en particular significan el fútbol y los colores de una afición.

O sea que tenemos una novela policiaca que vamos a ir resolviendo a través de un narrador omniscente, pero sobre todo bajo el punto de vista de Miquel, y otras pequeñas novelas, que a modo de subtramas van a ir desplegándose, imprimiéndole ritmo y agilidad a la novela.
Con tesón y con la ayuda de recuerdos y un aficionado a las acequias y las rutas de estas bajo el pueblo iremos avanzando de mano del autor en la resolución final del caso, que resultará adictivo y sorprendente.

Cosas que me han gustado de esta novela…casi todo, desde la forma de escribir, sencilla, ágil y con numerosos diálogos muy bien rematados que hacen que literalmente te la bebas en poco tiempo, los personajes con todas sus dudas, sus luces y sus sombras, sus miedos y obsesiones; la relación entre padre e hijo, el tema de la madre, que también está de actualidad, el mundo del fútbol femenino del que no tenía ni la más remota idea, y me ha sorprendido muchísimo todo lo que hay detrás.

Otra parte a destacar, porque me ha resultado muy simpática, es en la que el editor, Miquel le da pautas de escritura a Ainara, los consejos son muy buenos y para tenerlos en cuenta, así como los pasos que se siguen para editar, comprobar y redactar una novela, y luego lanzarla al mercado.

Las cosas que me han gustado menos, la subtrama histórica y contemporánea de las acequias, túneles y cuevas. Al principio me pareció muy interesante, pero después me sobrepasó, sencillamente no entendía donde estaba por más que tuviese el mapa ante mis narices, y creo que es una parte que podría haberse reducido bastante sin menoscabo para la trama principal y dando más soltura a la parte final.

Así que estamos ante un libro fácilmente recomendable, que gustará a los lectores de todos los géneros, y un autor del que intentaré leer algo más.

 “…como narrador la historia es tuya, puedes hacer lo que quieras, pero debes ser coherente hasta el final. Cualquier licencia que te tomes, bien trabajada, será aceptada por el lector, cuanto más rocambolesco, más destreza demostrarás… pero si no es coherente, si de repente se te pasa continuar así, o te cansas.., si no hay un criterio unificado en todo el texto, el lector sabrá que se trataba tan solo de un fallo, algo involuntario, un error que es escritor no ha detectado

“Un personaje es como un iceberg, vemos una décima parte de él, pero es la parte que no vemos la que lo mantiene a flote. Debemos saber todo para poder mostrar al lector una porción y que nos crea, que sea verosímil, en definitiva. “




Saludos y a leer.

19 comentarios:

  1. Pues... no tenemos la misma opinión jeje (totalmente respetable). Leí el primer libro del autor y me dejó un sabor agridulce. Cuando salió este segundo libro quise darle otra oportunidad y a medida que avanzaba me fue pasando lo mismo que con el libro anterior. He leído bastantes reseñas de este libro y todos coinciden en que es un autor que o te gusta mucho o te disgusta, una pena que a mí no me haya gustado. Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, discrepancia de opiniones, éso también es bueno.
      Saludos

      Eliminar
  2. A mi me gusto mucho, sobre todo su forma de escribir.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo. Me gustó mucho este libro pero la parte de las acequias se me hizo larga y pesada
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pierde un poco. A lo mejor si eres de la tierra o la conoces no resulta tan confuso.
      Besos

      Eliminar
  4. No lo conocía, y eso que es novela negra...
    ME lo anoto en la wish, y lo indagaré más, a ver qué saco en claro.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supone un cambio con otras novelas más conocidas.
      Besos

      Eliminar
  5. Me gustó mucho la forma de escribir de Ángel pero el libro no tanto. Me alegro de que lo hayas disfrutado.
    Un besazo chata!

    ResponderEliminar
  6. Por tu comentario, me llevo el nombre del libro para futuras lecturas y lo incorporo a esa larga e interminable lista de pendientes.

    ResponderEliminar
  7. Pues no lo conocía pero tiene buena pinta, además una novela negra nunca sobra ;)

    Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aqui ;)

    Besits

    ResponderEliminar
  8. A mi esta historia me gustó mucho. Fue mi primer acercamiento al autor y me resultó muy agradable su prosa aunque la parte de los túneles subterráneos se me hizo larguita también.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Mari he leido de Angel " El hombre que arreglaba bicicletas" y "La lluvia es una canción sin letra" y no me digas porque las dos termine enfadada con el autor, me gustan sus descripciones mucho pero en las historias me parece entretenido, que esta bién si no se pretende encontrar nada más , pero si te gusta encontrar algo mas tanto en argumentos como en densidad o perfección en la construcción de la novela, puede saber a poco.
    Mi sensacion es que desaprovecha el filon de muy buenas ideas.
    Lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.