jueves, 4 de febrero de 2016

EL COMENSAL de Gabriela Ybarra

Tí­tulo: El comensal

Autora: Gabriela Ybarra

Editorial: Caballo de Troya

Primera edición: Junio 2015

Nº Pag: 176

ISBN: 9788415451556

Género: Narrativa actual, autobiografía



Autora

Gabriela Ybarra nació en Bilbao en 1983. Es licenciada en administración y dirección de empresas por la Universidad Pontificia de Comillas y máster en marketing en la Universidad de Nueva York, ciudad en la que vivió tres años. Actualmente reside en Madrid, donde trabaja analizando redes sociales y elaborando estudios de mercado. El comensal es su primera novela


Sinopsis

Una novela autobiográfica en la que la autora trata de comprender su relación con la muerte y la familia a través del análisis de dos sucesos: el asesinato de su abuelo a manos de ETA y el fallecimiento de su madre. La muerte es un acontecimiento de primer orden. Cuando la parca se lleva a un ser querido heredamos lo que quedó sin resolver, y el dolor, o la liberación, que acarrea el deceso se extiende en el tiempo hasta que el vivo asume no sólo la desaparición del otro, sino también parte de la suya propia en la medida en que estamos hechos de retazos de los demás. En esta novela autobiográfica Gabriela Ybarra trata de comprender su relación con la muerte y la familia a través del análisis de dos sucesos: el asesinato de su abuelo en 1977 a manos de ETA y el fallecimiento de su madre en 2011 por un cáncer. Así, la primera parte de El comensal es una reconstrucción libre (por tanto, no esconde la parte de ficción de toda memoria) del secuestro y posterior asesinato del empresario español Javier de Ybarra, quien también fue alcalde de Bilbao y presidente de la Diputación de Vizcaya durante el régimen franquista. Aunque esta muerte ha sacudido a todo el clan familiar (los padres de la protagonista tienen que abandonar el País Vasco y convivir con un escolta), no es hasta que la madre de la narradora enferma fatalmente que los duelos no hechos y las herencias políticas no asumidas (a veces por ignorancia) estallan.

El comensal es una novela importante por dos cosas: la narración de un conflicto histórico desde un lugar personal procurando la huida del victimismo y el reconocimiento de la importancia que tiene el hacer visible la muerte para asumirla. Acostumbrados como estamos a que los procesos de deterioro y fin de la vida se escondan, la novela sorprenderá por lo que tiene de reconciliación con la enfermedad, que aquí es relatada con luminosidad y sin puritanismo ni autocompasión.



Opinión

Cuentan que en mi familia siempre se sienta un comensal de más en cada comida. Es invisible, pero está ahí. Tiene plato, vaso y cubiertos. De vez en cuando aparece, proyecta su sombra sobre la mesa y borra a alguno de los presentes.

El libro que traigo hoy tiene una portada con un resumen que deja poco a la imaginación, algo que no me gusta demasiado. Me llaman las sinopsis de los libros que insinúan, no que cuentan tanto.

Y como dice, se trata de una historia autobiográfica, en la que la protagonista Gabriela Ybarra, se acerca a la muerte de dos seres queridos que han marcado su vida.
La muerte de su madre por cáncer hace que ella y los suyos se vean enfrentados a un suceso que no creen probable, que pensaban que los esquivaría, y ella tratando de entender el proceso de duelo y la muerte, se irá hacia atrás en busca de los recuerdos de su padre en la muerte de su abuelo.

Googleando, internet estará presente a lo largo de toda la narración, como es lógico en una chica de la generación de las redes sociales, irá al pasado y a camino entre diario y crónica periodística nos contará el secuestro de su abuelo.

El 20 de mayo de 1977 a punta de pistola un comando de ETA formado por cuatro personas secuestraba al industrial Javier Ybarra en presencia de toda su familia. Pidieron a cambio de su vida una cantidad desorbitada de dinero para aquella época, 1000 millones de pesetas, que les resultó imposible reunir. El posterior asesinato de su abuelo, las veladas amenazas, el ambiente inquietante, de miedo rasposo y gélido a un nuevo secuestro o asesinato hace que tras tener que vivir rodeados de escoltas, decidan dejar Neguri y trasladarse a Madrid en 1995.

Cuando ella está viviendo en Nueva York con una libertad que hasta ahora no había notado, se tiene que enfrentar como una bofetada al diagnóstico de cáncer de colon de su madre, un cáncer que no admiten desde el principio, ni su madre, tan sólo tiene 52 años, como la familia. No va a ocurrir nada será el mantra que los envolverá. Pero la negación no será suficiente y su madre morirá.

Gabriela con un ejercicio de contención y de evasión se centrará en buscar una vez más en san google información sobre el muchacho que envió un paquete bomba a su padre.
Son hechos que le causan dolor y estupefacción a la vez, porque los nota ajenos, ella no parece sentir ni odio ni rencor, realmente no sé si éso supone perdón. Supongo que sí.
Como parte del proceso de duelo realizará al año siguiente un periplo por todos los lugares que compartió en los últimos días de su madre.

Lo que más me ha sorprendido en este libro ha sido la frialdad, la distancia, no he logrado conectar con la protagonista porque me ha parecido demasiado contenida, demasiado medida en los sentimientos.
Hay un dolor sordo y mantenido, lleno de silencios, abrupto, desgarrador pero me ha resultado ajeno.

Por todo lo demás, un debut muy interesante, la escritura es limpia, pulcra y bien trazada. Los temas tanto el ambiente del País Vasco, el abandono de la lucha armada y la nueva sociedad, el cáncer y la superación de miedos y dolores muy interesantes.

Me gustaría mucho conocer otras opiniones sobre el libro, de gente de a pie. A nivel mediático ha tenido una gran cobertura.


Durante los años más duros de principios de los ochenta, los llamados de plomo, los vecinos simulan que no pasa nada: juegan al tenis, toman el aperitivo, salen a navegar y visitan los merenderos de Berango. La tensión se esconde. Un coche en llamas, un muerto y a las pocas horas todo vuelve a parecer normal



Saludos y a leer.

7 comentarios:

  1. A pesar de tus "peros" le daría una oportunidad.

    ResponderEliminar
  2. Parece bastante interesante, pero no me termina de llamar del todo.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Es interesante y tiene sus peros. Por eso mismo me gustaría ver que alguien me dijera qué le ha parecido. :)

    ResponderEliminar
  4. No puedo comentar, y de hecho me salto tu opinión porque lo leeré en breve. Pero ya comentaremos!!
    BEsotes

    ResponderEliminar
  5. No me atrae mucho el libro, la verdad.
    Pero muchas gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR, LOS COMENTARIOS ME ANIMAN A SEGUIR Y SIRVEN PARA DEBATIR.