domingo, 12 de marzo de 2017

CÍRCULOS de Manuel Ríos San Martín


Título: Círculos.

Autor: Manuel Ríos San Martín

Editorial: Suma de Letras

Colección: Narrativa española

Primera edición: 2017

Nº de páginas: 424

ISBN: 9788491290599

Género: Thriller, novela negra


Autor

Manuel Ríos San Martín (1965), licenciado en Ciencias de la Información, ha trabajado en importantes productoras de televisión como Globomedia, BocaBoca y Diagonal, donde ha ejercido de productor ejecutivo, director o guionista de diversas series y miniseries de
televisión. Ha participado, entre otras, en Colegio mayor, Médico de familia, Menudo es mi padre, Más que amigos, Compañeros, Mis adorables vecinosSoy el solitario, Raphael, Rescatando a Sara, Historias Robadas y Sin identidad. Ha dirigido un largometraje, No te fallaré, y ha colaborado en la escritura del guión de las películas Amigos y Maradona, la mano de Dios. Ha coordinado y coescrito el libro El guión para series de televisión, publicado por el Instituto de RTVE.

Sinopsis

En Londres, en una sociedad hiperconectada en la que la gente vive obsesionada por la pequeña pantalla, la violencia y las redes sociales, un concursante muere en directo en un programa de televisión. Inmediatamente se convierte en trending topic mundial. ¿Podría ser intencionado?
El inspector Jellineck, un policía desencantado, áspero y harto de la vida se hace cargo de la investigación. Es el único que piensa que el incidente puede ser algo más serio de lo que parece. Patrizia, una chica en guerra con el mundo, está convencida de que es necesario hacer algo rotundo y se vincula a un grupo de jóvenes activistas que quieren cambiar el rumbo de la sociedad.
Y entonces, una interferencia en la señal de televisión anuncia: «Os voy a joder la vida. A todos.»
Círculos es una novela interactiva en la que el lector tendrá la oportunidad no solo de leer el texto, sino de completar la experiencia lectora con acceso a redes sociales y documentación online.

Opinión

El libro que traigo hoy es un todo un reto llegó a mí gracias a uno de los sorteos que se han realizado para la Yincana Criminal 2017. Lo del reto, lo entenderéis más adelante.

Estamos en Londres, en un futuro no demasiado lejano, en el que tras una dura lucha por sus condiciones laborales, se encuentran ya en la quinta semana de huelga de recogida de basuras. El ambiente es irrespirable, pero la gente no reacciona, están parapetados en sus casas, tras sus monitores de tablets, móviles y por supuesto televisión. Es esta televisión que busca llegar al más allá con los realities y concursos más extravagantes y surrealistas donde comienza todo.

En un estudio de televisión de Ondaseven se está llevando a cabo una de las pruebas más extremas, en este caso el concursante Paul Nipkow tiene que nadar entre tiburones para ganar un apartamento. Todo es siniestro pero teóricamente está bajo control, hasta que de repente uno de los tiburones se lanza sobre el concursante y lo devora, en directo. Nadie hace nada por parar la retransmisión y esta sigue con el horror de todos los que están asistiendo a esta tragedia. El presentador del programa Shultheiss desaparece, lo que hace sospechar que quizá no ha sido un accidente y probablemente haya algo más detrás de todo esto.
Twitter arde, todo el mundo quiere opinar, todo el mundo está conmocionado, los hay que no lo pueden creer y otros, los más morbosos quieren más, necesitan saber más detalles, ocasión que aprovecha uno de los técnicos del programa, Juan Mendes para subir fotos y hacerse de numerosos seguidores, teniendo sus minutos de gloria.

Cuando llega la policía se encuentra un espectáculo brutal y comienzan a investigar. El principal sospechoso es Shultheiss, que al parecer no existe, ha surgido de la nada y nadie sabe donde vive ni donde está.

El inspector jefe de Scotland Yard Jellineck será junto con su compañero Fesser el encargado de la investigación. Una de las primeras paradas será en el zoológico donde trabajaba el encargado de los tiburones, donde ahora mismo se está asistiendo a unos hechos sin precedentes, multitud de animales se están suicidando ante la extrañeza de sus cuidadores.

Por otro lado tenemos a una muchacha, Patrizia que vive por y para su cuerpo al que machaca, entrena y a la vez mutila subiendo cada uno de estos sucesos a las redes, su Instagram tiene miles de seguidores que admiran sus avances. Ella a su vez está total y absolutamente enganchada a los mundos virtuales, sube imágenes de todo lo que hace, algo que su novio Laszlo no entiende ni comparte, pero está profundamente enamorado de ella y de la fragilidad latente que hay debajo de esa dura coraza.

Ella pertenece a un grupo Attack, que con su líder First a la cabeza pretenden hacer llamadas de atención para que la gente reaccione y deje la pasividad en la que están instalados.

Ella presencia a través de la televisión el ataque de los tiburones, que la deja impactada, también verá el momento en el que, a través de una interferencia que los técnicos no pueden controlar, Shultheiss aparece diciendo: Os voy a joder la vida. A todos. Apareciendo la duda de qué hay tras todo esto. Qué pretende este enigmático y escalofriante personaje. De qué forma pretende joderlos a todos. Es una estrategia, una serie, un truco publicitario. Londres, Gran Bretaña y pronto el mundo entero vivirán pendientes de lo que ocurra en esa cadena.

La posibilidad de que las dos tramas de la novela estén relacionadas no es descartable, pero no es algo que conozcamos hasta el final.

Los personajes son muy potentes cada uno en su estilo. Patrizia es extraña, ha sufrido mucho y sigue sufriendo, es frágil como el cristal y a la vez tremendamente fuerte, tiene claros sus objetivos y por encima de todo está su individualidad.

Shultheiss es un psicópata del que no solo no sabemos nada, sino que lo peor es que no tenemos ni idea de lo que pretende con esas súbitas apariciones.

El inspector Jellineck es un cínico de carácter insoportable un humor negro y corrosivo, algo adicto al sexo que tiene un secreto que nadie puede imaginar porque ya se encarga él de esconderlo, solo una persona lo sabe y no lo tiene en estima. Por el contrario su compañero Fesser es una persona paciente, profesional y metódica que a pesar de no soportar las cosas de su jefe no duda en seguirlo.

El autor, guionista de profesión sabe jugar con el tiempo y la imagen de modo que te encuentras ante una novela muy visual, además conoce de primera mano los entresijos de las cadenas de televisión, lo que nos proporciona numerosa información.

La novela una vez leída te deja psicológicamente machacada, al menos en mi caso así ha sido. El mundo de las redes sociales, al que soy bastante ajena, y su utilización me ha puesto los pelos de punta. Cuando leía algunos de los mensajes de twitter que hay insertados en los diferentes capítulos, me daba pavor porque son el tipo de mensajes que se leen todos los días. La crítica acerada a los medios de comunicación no tiene desperdicio, y me imagino que esa debe ser una de las causas por las que mejor ha trasladado la acción a Londres. La avidez y la falta de escrúpulos de los periodistas a pesar de ser más que conocida, al ser leída me iba enervando más y más. Por todas estas razones había momentos en los que tenía que parar la lectura ya que me daba miedo real y físico. Y lo que es peor, no me daban miedo los posibles asesinatos o lo que podía hacer el protagonista. Me daban miedo los ciudadanos anónimos que se esconden tras las pantallas, que son capaces de no mover un dedo por cambiar su futuro, pero sí lo son para moverlos para teclear e interaccionar desde la distancia.

Hay un montón de temas de debate dentro de la novela, unos te hacen más daño que otros o te provocarán más o menos repulsión, pero seguro que no te dejarán indiferente.

Como parte negativa para mí, como lectora especial que soy, ha sido toda la información visual de la novela. Me gusta imaginar tanto a protagonistas como ambientes y aquí vienen muy dirigidos desde el principio. Y a pesar de todas las posibilidades que he tenido, y después de mucho cavilar, aún no me he metido en la cuenta de Instagram de Patrizia. Siento que si lo hago formaré parte de esa masa adicta y enfervorecida. Tengo claro que durante mucho tiempo seré incapaz de ver lo mismo los trending topic de Twitter.

Si buscáis acción, miedo, adicción y mucho más, este es vuestro libro. Hasta que no se termina de leer no se da uno cuenta del mundo hacia el que caminamos.

“Le duele y eso le gusta, necesita volver a sentir su cuerpo. Saber que existe, que está presente, que es real”. Pg. 60

“Acaso entretenerles con la final de Copa o los culebrones no sea suficiente y hay que avivar en ellos el miedo a los enemigos”. Pg. 251

Con este libro participo en la Yincana Criminal 2017, en la casilla correspondiente a una novela en la que se nombre alguna red social. #YincanaCriminal2017.

Si tú te atreves, aquí tienes más información.




Saludos y a disfrutar leyendo

19 comentarios:

  1. La verdad es que no puedo hacer otra cosas que compartir todo lo que dices. Manuel Ríos San Martín nos ha ofrecido una sociedad a la que hoy mismo reconocemos, aunque nos haber del futuro. Ahí están las RRSS, los medios de comunicación tan manipuladores como hoy en día o la televisión, en una escalada sin freno hacia determinado tipo de programas que, aunque duela, son reales.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que tiene mucho para debatir y para pensar, a mí me ha dejado bastante tocada, por lo real que es.
      Besos

      Eliminar
  2. Uy, no sé. Por una parte hay cosas que dices que me gustan pero por otra..., yo soy muy miedosa y encima todo ese tema de las redes sociales... NO sé si me atreveré a leerlo
    Fantástica reseña por cierto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está genial, por todas las dudas que suscita, y las que deja en el aire.
      Gracias.
      Besos

      Eliminar
  3. Me llama mucho la atención esta novela. Me gustaría leerla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que atrapa, utiliza el morbo y es muy visual. Te gustará.
      Besos

      Eliminar
  4. Me llamó la atención desde que salió publicado. Lo leeré sí o sí. Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Ya la tenía que haber leído! dije hace un tiempo que lo anotaba para próxima lectura y se me ha ido de la cabeza. Esta vez no se me pasa.

    Un besito ❤❤❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste y te atrape tanto como a mí. Besos

      Eliminar
  6. Hola, Mari:
    Estoy de acuerdo contigo en todo menos en lo negativo, eso para mí ha sido lo más. Deberías entrar en todos los sitios y verlo, porque es alucinante todo lo que se lo ha currado el autor.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haré, sé que lo haré, pero aún no lo he superado. Para mí ha sido un shock. No estoy acostumbrada a las redes sociales.
      Besos

      Eliminar
  7. Hola, justo antes de leer tu reseña había decidido comprarme Círculos. Una de las cosas que más me atrae (y que me he enterado por tu reseña) es lo de entrar a diferentes sitios e interectuar un poco con la novela :)

    ResponderEliminar
  8. He tenido la suerte de disfrutar de la novela en la lectura simultánea que se hizo por Twitter, aunque tengo que sentarme a hacer la reseña. Desde el primer momento pensé que la novela daba miedo, por el futuro tan cercano que parece mostrar, y al que parece que vamos de cabeza, y eso es lo que asusta de verdad. Me ha faltado entrar en los enlaces y cuentas que la novela propone, pero no lo descarto. Lo que está claro es que es una novela recomendable al 100%.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que da miedo. Y es lo que deja en shock, que lo menos "impactante" es lo que más asusta.
      Besos

      Eliminar
  9. Este jueves a las 22:00 comentaremos esta reseña y otras en Twitter desde la cuenta @circulosnovela #circulos

    ResponderEliminar
  10. Lo que cuentas resulta muy interesante y da mucho miedo, la leere, pero no se cuando. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil llevar las miles de lecturas al día.
      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por comentar.
El contenido de la entrada es mi opinión como lectora y por tanto es totalmente subjetiva.