domingo, 10 de diciembre de 2017

LA CARICIA DE LA BESTIA de Cristina C. Pombo


Título: La caricia de la bestia

Autora:  Cristina C. Pombo

Editorial: Espasa

Primera edición: 2017

Nº de páginas: 437

ISBN: 9788467050424

Género: Negra, thriller



Autora

Cristina C. Pombo (Ourense, 1977) estudia música en el Conservatorio y se forma como filóloga y actriz. Escribe y dirige pequeñas obras, trabaja como profesora, monologuista, camarera… y aprovecha su tiempo libre para escribir. Tras varios años, retoma su formación haciendo un máster de Guion Audiovisual y pronto empieza a trabajar directora artística y guionista de cine y televisión (Los Hombres de Paco, La Pecera de Eva…). En la actualidad combina la docencia de letras y música con la escritura y revisión de guiones, escribe artículos para La Región y Pikara Magazine. Así mismo tiene una novela publicada, El Sueño Mentiroso, primera parte de una trilogía.

Sinopsis

En un bosque solitario, dos adolescentes son brutalmente atacados por un ser de una fuerza sobrenatural. En su declaración, ambos sostienen que el agresor es un zombi.

La inspectora Laura Tébar es encargada de la investigación. Se trata de una profesional de 55 años, brillante, solitaria y con un carácter temible forjado en un pasado lleno de errores imposibles de remediar. Se la respeta y se la teme a partes iguales. Con Tébar, y a su pesar, comienza a trabajar el subinspector Merino, un joven tan inexperto como intuitivo y motivado.

Los dos no pueden ser más opuestos y no tardan en chocar. A través de la novela, el lector asistirá a un auténtico tour de force entre ambos personajes, que pasarán lo suyo antes de permitirse el mínimo respeto mutuo que les permita colaborar y enfrentarse a unos seres tan misteriosos como violentos, que atacan desde lo más profundo del bosque, parecen invulnerables y desaparecen sin dejar rastro.

Opinión

Hoy traigo un libro de esos que en principio descartas por una sola palabra en su sinopsis y que luego te llenan de prejuicios por un montón de coincidencias, precisamente por dicha sinopsis, pero leyendo alguna reseña me sorprendió mucho el sitio donde tenía lugar la acción y es que es un pueblo y sierra conocidos y muy queridos por mí, y si el libro necesitaba un entorno especial este enclave era el idóneo, así que cuando se me ofreció la oportunidad de leerlo no me lo pensé, y no me arrepiento para nada. He pasado muy buenos ratos.

La novela comienza con un tonteo entre dos adolescentes que van a pasar un buen rato en un bosque de la Sierra de Grazalema. Un beso lleva a otro y cuando la cosa se está poniendo más interesante ven que algo se acerca a ellos e intenta agredirlos, ese algo no se puede definir como otra cosa que un zombi, algo que los aterroriza y deja en shock, algo que se ve refrendado por el ataque en toda regla que sufre el chico que pierde parte de su rostro en el ataque.

La inspectora Laura Tébar que llevará el caso está de mala uva, bueno de hecho ya la trae de serie, porque se ha quedado sin su compañera que está de baja, Elena Diéguez y tiene que aguantar como nuevo compañero, nada más y nada menos que ¡a un hombre!, el subinspector David Merino, Cons como apodo, un chico vasco, seriote y con aspecto de perro flauta, para colmo inteligente y con una rasta, cosas que ella no piensa aguantar ni por un momento. El enfrentamiento dialéctico no se hace de esperar y pronto se declararán guerra abierta por sus métodos y formas de ser.

La muerte del zombi hace que se esclarezcan algunos términos y otros queden aún más en una intriga al no tener una explicación lógica y racional. Cuando se produce un nuevo ataque, la cosa se complica y de qué forma, porque la cosa no se queda entre las paredes de la comisaría, sino que salta a la calle, no es muy difícil al ser un pueblo tan pequeño y lo que es peor, la prensa comienza a hacerse eco de esto y hay órdenes de arriba de cerrar el caso de forma fulminante. Por supuesto nuestros personajes, cabezotas como ellos solos no van a hacer caso de las órdenes y seguirán investigando hasta dar con la solución de un caso ciertamente escabroso.

El caso, la evolución de este y la racionalización de los sucesos me han dejado muy satisfecha por cómo los resuelve la autora, pero lo que más me han gustado han sido los personajes, Tébar y Merino son unos protagonistas de armas tomar, están perfilados de una forma fantástica y aunque pudiese parecer que están llenos de estereotipos, nada más lejos de la realidad. Rompen con todo, ella con su forma de ser arisca, cabezota poco sensible a lo que podríamos llamar feminismo, con una cierta edad, intentando luchar por un lugar que se ha ganado a pulso a fuerza de ser la mejor, él con su carácter dócil y tímido hasta que le tocan las narices, solo y desubicado e intentando encajar en un lugar en el que no lo tiene nada fácil.

Las batallas dialécticas son fantásticas, a lo mejor poco reales, pero me han resultado creíbles, los momentos de tensión sexual no resuelta llenos de ironía y humor me han hecho soltar más de una carcajada, la ruptura de clichés con respecto a la edad y al sexo me han encantado, los equívocos, las casualidades y todo aquello que no forma estrictamente parte del caso me ha gustado mucho, son cosas que enriquecen la trama, una trama que va de menos a más y que coge velocidad a partir de la tercera parte del libro y que sencillamente no puedes dejar de leer.

No solo es divertimento, hay mucha crítica encubierta hacia muchos temas, sobre todo al machismo, haciendo uso del mismo para que sea más corrosivo, a la familia, esa famila fantástica y estructurada que no existe, la corrupción y la sociedad, así como a otros temas sobre los que hila muy fino.

Ahora ya con la perspectiva del libro leído, me parece que el lugar escogido para llevar a cabo la acción no podría ser otro, y agradezco sinceramente a la autora que haya escogido como escenario el sur, porque el sur también existe y aquí también se pueden llevar a cabo crímenes y una buena novela negra.

Si estáis buscando una novela entretenida, con intriga y que se salga de lo habitual, de gran mérito hoy día en el que tan difícil es dar con algo que se salga de lo marcado, aquí tenéis una buena oportunidad para pasar un buen rato. Personalmente espero que la autora vuelva a utilizar a esta pareja protagonista porque considero que pueden dar mucho juego aún. Son una pareja cañera.

“¿De verdad la gente está aplaudiendo a unos gráficos que lo único que demuestran es que ahora la mujer, además de seguir haciendo casi todas las tareas relacionadas con la crianza de los niños y el mantenimiento del hogar, sigue sin ser más que un mísero porcentaje en los puestos de poder?”

…“Sabe que en todas las instituciones, en todas, hay gente corrupta, gente que, por una cantidad razonable de dinero, puede saltarse las normas y colaborar para que otra gente, igual de corrupta que ellos, pero con más poder, se salga con la suya. “

Gracias a Cristina y a la editorial por el ejemplar.


Saludos y a disfrutar leyendo.

domingo, 3 de diciembre de 2017

LA LIBRERÍA DEL SEÑOR LIVINGSTONE de Mónica Gutiérrez Artero


Título: La librería del señor Livingstone

Autora: Mónica Gutiérrez Artero

Editorial: Autopublicado Amazon 

Fecha de publicación: octubre 2017

Nº de Páginas: 235

Ilustración de cubierta: Josevi Blender

ISBN: 9781877843074

Género: Novela, feelgood.


Autora

Mónica Gutiérrez Artero nació y vive en Barcelona. Es licenciada en Periodismo por la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) y en Historia por la Universitat de Barcelona (UB).
Apasionada lectora, escribe novela, relatos y poesía. En la actualidad compagina la escritura de ficción con la docencia y suele opinar y charlar de literatura con buenos amigos en su blog Serendipia.
Debutó en el mundo de la publicación con Cuéntame una noctalia, y las buenas críticas de Un hotel en ninguna parte, su segunda novela, han mantenido a la autora durante más de un año en la lista de los más vendidos de Amazon.
En 2016 publicó con la editorial Roca El noviembre de Kate.

Sinopsis

Agnes Martí es una arqueóloga en paro que se ha mudado a Londres en busca de una oportunidad laboral. Una tarde, desanimada y triste por su poco éxito profesional, tropieza en el corazón del barrio del Temple con el pomo de una puerta en forma de pluma, el sonido de unas lúgubres campanillas y el hermoso rótulo azul de Moonlight Books. La librería, regentada con encantador ceño fruncido por Edward Livingstone, debe su nombre a un espectacular techo de cristal que permite contemplar la luna y las estrellas en las noches despejadas. Intrigada por la personalidad y el sentido del humor del señor Livingstone, Agnes decide aceptar la oferta de convertirse en ayudante del librero mientras continúa su búsqueda de trabajo. El té de la tarde en el rincón de los románticos, las visitas de Mr. Magoo, las conversaciones con la bella editora de Edward, las cenas junto a la chimenea del Darkness and Shadow y la buena lectura convencerán a Agnes de que la felicidad está en los pequeños detalles cotidianos. Pero aunque Moonlight Books podría parecer un oasis de paz en el acelerado Londres, las extrañas campanillas de su puerta darán paso a los sucesos más inesperados: una noche de tormenta, el inspector John Lockwood.

Opinión

El libro que hoy traigo es de esos que sabes que los vas a leer antes o después y como sea, así que con las ganas que tenía me apunté a todos los sorteos que vi, y al final fui agraciada por el destino en el blog de Lectora de Tot. Y con un ejemplar en papel, nada menos. Porque este es un libro para papel, para tocar, para soñar mientras acaricias su lomo mientras disfrutas de ese precioso color azul con el que ya asocio a Mónica después de El noviembre de Kate, y por supuesto después de este.

Es una novela feelgood y no sé ya si es sugestión mía, pero en cuanto lo tomaba en mis manos se me dibujaba una sonrisa que no me abandonaba mientras leía, y mucho rato después, y es que esta autora sabe transportarte como nadie a lugares especiales creados para evadirte y soñar.

Difícil es, desde luego, contar sin contar y seducir para conseguir que os animéis con su lectura y aún lo es más sin querer desvelar ni una chispa más de la cuenta y sin dejar nada atrás de lo que me ha hecho sentir.

Agnes Martí una joven en paro, arqueóloga, llena de sueños y esperanzas aterriza en Londres como tantos otros buscando una oportunidad laboral, y encima sus sueños tienen nombres de museos y no resulta nada fácil encontrar un hueco en ellos. Necesita un empujón y algo de seguridad y por ahora no tiene ninguna de las dos cosas y a pesar del cariño que con que la trata su casera y amiga Jasmine, está planteándose seriamente volver a casa, pero el destino la lleva a el barrio del Temple a la iglesia de St. Pancras donde ella se siente a gusto.

Tras la visita ve una librería con una hermosa fachada y un letrero en el que se busca ayuda. Desde el momento en que suenan las campanillas que anuncian su llegada al reino del señor Edward Livingstone, todo cambiará para siempre. Y es que la librería Moonlight Books es ese lugar con el que cualquier amante de los libros soñaría y allí encontrará una paz que no podía imaginar y una fauna realmente particular.

Y es que esta librería está regentada de forma ciertamente particular por su dueño el señor Livingstone, pariente del famoso explorador David Livingstone, descubridor de las cataratas Victoria y que también tiene allí su lugar y su protagonismo. Las novedades no asaltan al visitante, hay que ganárselas y buscarlas entre las estanterías del segundo piso, donde podremos encontrar a Oliver Twist un crío de una madurez que estremece, con una madre a la que dan ganas de asesinar más de una vez, también se puede encontrar a un escritor que ha elegido aquel lugar para crear su obra. Y como toda buena obra con sabor británico hay una costumbre que los reúne a todos en el rincón de los románticos, la hora del té, donde se puede degustar un buen Earl Grey con un buen bizcocho. La anfitriona suele ser una bella editora Sioban Clark que se niega a casarse con el librero. De vez en cuando se deja caer por allí otro personaje peculiar como es Mr. Magoo que aportará una chispa de humor, mientras que la parte surrealista y cascarrabias la aportará una desesperante clienta, la señora Dresden.

¿Qué ocurre?, nada y todo hasta que entra en escena alguien que pondrá todo patas arribas, el inspector John Lockwood. Con su irrupción aparecerán hadas y caballeros andantes que antes estaban ocultos dando de esta manera un sentido más a lo que ocurre entre aquellas paredes.

Mónica juega como otras veces a llevarnos a un lugar en el que nos sentiremos en paz, pero no nos va a dar una dosis de azúcar o de ñoñería, nos va a dar una lección de vida en estilo british, con un humor que en alguna ocasión me ha hecho soltar una carcajada sobre todo en el viaje navideño por la campiña inglesa, un poco de suspense que nos mantendrá en vilo, una entrega de premios y numerosas citas de la literatura estratégicamente situadas para que enarquemos las cejas esbocemos una sonrisa y sintamos una complicidad automática, y luego solo es dejarse llevar por sus palabras, transportarse a ese mundo que suspira con cada repiqueteo de campanilla, a ese lugar al que probablemente vuelvas una y otra vez buscando calidez y amistad, a la vez que te darás cuenta de que no todo es la meta, lo más importante es el camino y con quien lo recorres y los pequeños detalles son realmente lo extraordinario de la vida y lo que nos ayuda a sobrellevarla.

Dejaos llevar y haced esta visita de la que seguro no os arrepentiréis. Acompañadla de un buen té o una taza de chocolate y con eso tendréis asegurado un ratito de la felicidad más pura.

Los libros no son nuestro negocio, son nuestra vida. ¿Desde cuándo vivir reporta beneficios monetarios?”

Si no sabes sonreír no abras un negocio

Porque lo malo es más fácil de creer

Ser valiente es no rendirte, seguir adelante aunque estés muerto de miedo


Saludos y a disfrutar leyendo.


domingo, 26 de noviembre de 2017

LA EDAD DE LA IRA de Fernando J. López



Título: La edad de la ira

Autor: Fernando J. López

Editorial: Booket

Fecha edición tapa blanda: 16 de enero de 2014

Nº de Páginas: 320

ISBN: 9788467040593

Género: Narrativa, drama





Autor

Nando López (1977) es novelista, dramaturgo y Doctor Cum Laude en Filología Hispánica. Como docente ha ejercido tanto en Secundaria y Bachillerato como en el ámbito universitario, donde es profesor en el Máster de Escritura Dramática de la Universidad de Alcalá de Henares.


Finalista al Premio Nadal 2010 con La edad de la ira (Booket Planeta), en su trayectoria narrativa destacan títulos como Cuando todo era fácil (Tres Hermanas Ediciones), El sonido de los cuerpos (Editorial Dos Bigotes), Las vidas que inventamos (Espasa) o La inmortalidad del cangrejo (Baile del sol). Además, ha participado en antologías de relatos como Lo que no se dice El cielo en movimiento, y es autor de títulos juveniles con gran éxito entre los lectores adolescentes, como El reino de las Tres Lunas o la novela transmedia Los nombres del fuego, ambas editadas por Loqueleo (Santillana). Como dramaturgo, ha estrenado y publicado más de una veintena de obras dentro y fuera de nuestras fronteras. Entre ellas figuran #malditos16 (coproducción del Centro Dramático Nacional representada en el Teatro María Guerrero), Las grietas del mar (monólogo incluido en el montaje colectivo Home, una producción del Teatro Español), Los amores diversosTour de forceCuando fuimos dosDe mutuo desacuerdo (estrenada simultáneamente en España, Panamá y Venezuela)La edad de la ira, basada libremente en su propia novela.



Sinopsis

El titular 
Marcos, un adolescente de clase media, asesina a su padre y deja malherido a uno de sus cuatro hermanos.
Las primeras reacciones 
Amigos, familiares, profesores de Marcos: nadie se explica lo sucedido.
Nadie pudo preverlo. Las imágenes del crimen acaparan los medios.
La violencia adolescente se adueña, de nuevo, de la actualidad.
La investigación 
El crimen de Marcos no es un suceso aislado. Demasiados casos en los últimos años de menores envueltos en situaciones de extrema violencia. Bullying. Acoso cibernético. Ataques racistas. Trapicheos con drogas. Vídeos en YouTube con humillaciones a profesores. Docentes deprimidos. Fracaso escolar... ¿La culpa es de los adolescentes? ¿De sus profesores? ¿De sus padres? ¿Hay en verdad culpables o somos todos víctimas?

Un periodista, impulsado por estos interrogantes, decide adentrarse en el entorno del asesino. ¿Qué sucedió el día del crimen? ¿Cómo fue la semana anterior a los hechos?

En el instituto en el que Marcos cursa el Bachillerato, entre apuntes, pizarras y claustros, El reportero buscará la verdad, recopilando los testimonios de quienes formaron parte del mundo de Marcos durante aquellos días. Un mundo en el que sólo parece regir una única ley y una única edad: la edad de la ira.

Opinión

Este libro y este autor me fueron recomendados por un escritor, Gabriel Neila, al cual tengo mucho respeto por su criterio y como era de esperar no me ha defraudado. Desde que me lo comentó había pasado tiempo así que cuando por fin lo encontré en la biblioteca no lo dudé y espero que si podéis vosotros tampoco lo hagáis, creo que es un libro que hay que leer. Intentaré convenceros.

La historia comienza cuando Marcos, un adolescente normal con sus cosas corrientes, muy popular en su instituto por su forma de ser, con numerosos amigos, sus aficiones y con una vida que parece que ha pasado por un bache profundo pero que aparentemente ha superado, de repente un día mata a su padre con una máquina de escribir, agrede s sus hermanos quedando uno de ellos muy malherido por las tijeras que este le clavó.

¿Impactante, verdad ? Y aún lo es más cuando lo primero que leemos es un trabajo de clase que él ha estado redactando con dicha máquina de escribir, un trabajo de lengua para un profesor novato que a pesar de lo que él pueda imaginar ha conseguido traspasar la coraza de este chico y conectar con él.
Todo resulta extraño, nadie puede creer que haya sido capaz de hacer eso, sus amigos no lo creen y los profesores tenían ciertos indicios, pequeñas señales que habían detectado pero que fueron capaces de interpretar.

Marcos, es un adolescente de 16 años normal y corriente. Es el más popular de su instituto, tiene sus amigos, sus aficiones, su vida. Hasta que un día, sin saber por qué, mata a su padre con una máquina de escribir y pega a sus tres hermanos, uno de ellos, Sergio, queda malherido por culpa de las tijeras que Marcos le clavó al pecho. Los medios de comunicación como suele ocurrir en casos así, dedican horas a escarbar en la basura y ya está condenado desde el principio por la opinión pública.
Santiago, un periodista que intenta escribir un libro se queda impactado por el  caso, sobre todo porque encuentra numerosas similitudes con su propia adolescencia y porque los dos han estudiado en el mismo centro, el IES Rubén Darío. Necesita saber qué ha pasado, y a la vez deberá bajar al infierno que supuso su paso por allí.

Su forma de armar el libro es intentando saber qué es lo que pasó durante la semana anterior y para ello les hará entrevistas a los amigos y profesores, les pedirá que escriban y hablen sobre ello, y eso es lo que vamos a leer. Sabremos de Marcos por sus amigos, por lo que supuso para Sonia la jefa de estudios del Darío, esa semana en la que tuvo que tomar decisiones que no le gustaron, pero bastante tenía ya con sus problemas personales. Conoceremos el pavor con el que Álvaro se enfrenta a sus primeras clases en un instituto, y encima siendo el tutor de la clase de Marcos debe enfrentarse a sus miedos escondiendo a su vez un secreto que está convencido que no le beneficiará. Gema una divertida profesora de informática con una buena dosis de cinismo incorporado también reflejará otra forma de ver los sucesos que tuvieron lugar. Raúl y Sandra sus mejores amigos que a pesar de las evidencias están absolutamente seguros de su inocencia.

Conforme vamos leyendo lo que cada uno vivió y cómo lo vivió, nos vamos adentrando en ese ecosistema tremendo y salvaje que es un instituto de secundaria. Las luchas por la supervivencia, los roles de los alumnos, la homofobia, el racismo, el bullying, el acoso sexual, la violencia latente y no tan latente que se desprende por las aulas y pasillos, las vidas fuera de esos muros. Los prejuicios, las pequeñas batallas en los departamentos, la luchas sin cuartel en los propios claustros entre el profesorado, las etiquetas. Los padres y sus actitudes que tanto marcan las relaciones de poder y respeto dentro y fuera de las aulas.

Es un libro actual que retrata una sociedad que está ahí en un lugar tan cercano como es el instituto donde llevamos a nuestros hijos, donde pensamos que estarán seguros y donde suponemos que van a aprender unos contenidos, pero van a aprender otras muchas cosas que les marcarán de por vida.

Es una novela descarnada, muy crítica con todos los estamentos de la sociedad, la crisis, los recortes, los cambios de modelos educativos según cambia el gobierno de turno, nos aporta una visión rompedora en un formato que se lee de forma fácil, no se pierde en descripciones, es ágil, inteligente, con muchos diálogos que están escritos de forma totalmente creíble en un lenguaje actual.
Los personajes están descritos de forma efectiva y rigurosa, llenos de matices y realismo lo que hace que empatices, los comprendas y en algún caso hasta los odies.

Aporta la dosis justa de humor corrosivo, de amor adolescente, de suspense y cuando llegas al final, a pesar de que puedes haberlo vislumbrado te llega como una bofetada y te deja pensando durante muchas horas acerca de lo que has leído, y cuando cierras la portada te dan ganas de gritarle a todo el mundo lo mucho que te ha gustado, de convencerlos para que lo lean, para que se convierta en una lectura obligatoria en los institutos porque libros así son los que despiertan la pasión por la lectura al margen de los clásicos, porque aportan material para la reflexión, para la discusión, para la comprensión, en definitiva, para la educación en su sentido más profundo y literal.

Yo he quedado totalmente rendida a sus pies y no me cansaré de recomendarlo. Espero haber conseguido mi propósito de convenceros para su lectura y que el boca oído se convierta en otra forma de trasmisión más para dar a conocer esta novela.

“La educación de ahora sirve para que la mayoría de nuestros chicos abandone antes de terminar el Bachillerato. Sirve para que tengamos un porcentaje de fracaso escolar simplemente escandaloso. Y sirve para que mis compañeros calienten sus sillas leyendo en voz alta los libros de texto.”

“…porque quienes realmente nos implicamos en esto somos incapaces de adoptar una máscara en el aula. Al revés, en cuanto nos ponemos ante la pizarra llevamos a cabo un desnudo integral. Una exhibición que nos convierte en seres transparentes y absolutamente vulnerables. Los alumnos lo saben y juegan con ello. A fin de cuentas, esa debilidad nuestra es una de sus ventajas y, por supuesto, la aprovechan.”


Saludos y a disfrutar leyendo


domingo, 19 de noviembre de 2017

CONECTADOS de Alberto Ladero Lorente



Título: Conectados

Autor: Alberto Ladero Lorente

Editorial: Autopublicado

Primera edición: 17 de noviembre 2017

Nº de páginas: 360 (según lector)

ASIN: B076BRVR6Y

Género: Romántica, juvenil.







Autor

Alberto Ladero Lorente nació el 17 de noviembre de 1967 en Vigo. Ha escrito desde casi siempre, escribió sus primeros textos allá por 1984, algunos de los cuales se encuentran recogidos en su libro Retratos a Contraluz.
Su vida profesional siempre ha estado rodeada de planos, dibujos técnicos como delineante durante más de veinte años, y con sus escritos siempre a mano en el cajón de su escritorio.
En el año 2010, sumido en una gran depresión escribe la serie "poemas oscuros" e inicia la andadura de su blog "Gritos de la Malladoura" (recientemente cambiado a Autorretratos de mi corazón) donde, a través de la escritura, da salida a todos sus sentimientos.
En el año 2012 publica su primer libro Autorretratos de mi corazón con el fin de compartir con los lectores sus sentimientos y hacerles participes de ellos, posteriormente publicará otro libro de poemas Te quiero, alma de mariposa.
Ha jugado también con el humor con su libro ¿Quién mató al Rey de Corazones? También autopublicado en Amazon.
Su primera novela fue La balada del gato negro.

Sinopsis
Imagina que encuentras por internet a alguien que conociste cuando eras un niño.
Es más, imagina que sin saberlo te encontraste con esa persona cuando ya eras adulto.
Pero aún más, imagina que esa persona es tu alma gemela...

CONECTA2 es la historia que narra las vicisitudes de dos almas errantes destinadas a compartir lo que les queda de futuro que no es más que el resto de su vida.

Opinión

Es curioso que mis dos últimos libros reseñados tengan en común esa vieja leyenda japonesa del hilo rojo: Cuenta una leyenda oriental que las personas destinadas a conocerse están conectadas por un hilo rojo. Este hilo nunca desaparece y permanece constantemente atado a sus dedos, a pesar del tiempo y la distancia.
No importa lo que tardes en conocer a esa persona, ni importa el tiempo que pases sin verla, ni siquiera importa si vives en la otra punta del mundo: el hilo se estirará hasta el infinito, pero nunca se romperá. Su dueño es el destino.

En este caso el autor nos lleva a Vigo al año 1990, donde un pequeño Álvaro que ya ha sufrido en sus carnes la dureza de la vida que se ha llevado por delante a sus padres, vive ahora con su tía Asunción, que lo adora y está expectante por formar parte de las fiestas de su colegio, sin siquiera imaginar que probablemente estas lo marquen para siempre.

Por otra parte, tenemos a María una chica curtida en mil cambios y enfadada con su padre y con el mundo por no tener estabilidad y amigos, que tomará la decisión de saltarse las clases acabando en otro colegio que está en fiestas. Tampoco imaginará que allí conocerá a un niño que le aportará el equilibrio que ella busca y un cariño incondicional.

María y Álvaro establecerán una relación muy especial, una relación de amor y cariño que probablemente solo se pueda producir una vez en la vida y que solo tiene sentido en los años que se produce.

Pero el destino es caprichoso y cruel y se verán separados por las circunstancias, una separación abrupta y dura que los dejará sin contacto. El azar que los une también los separa, aunque siempre estarán conectados.

El tiempo pasa y las circunstancias también, aunque en ellos quedan los días llenos de ternura y confidencias bajo el sauce.

Para saber lo que hacen los protagonistas, lo que les depara el destino y cómo acaba todo tendréis que leer el libro, no quiero contar nada más, se trata de jugar y bailar con el azar.

No se trata del tipo de lectura que leo habitualmente, pero hay veces que apetece dejarse llevar, en este caso por una historia llena de ternura y cariño de ese amor que se vive solo una vez en la vida. La trama es compleja ya que los protagonistas van y vienen, enlazándose en la distancia, acercándose y alejándose y el autor se vale de ciertos recursos fantásticos para juguetear con el lector, en algún caso llevando a situaciones absurdas que te sacan una sonrisa.

Tengo que reconocer que, a uno de los personajes, María, le hubiese dado un par de cachetes por la actitud que tiene sobre todo en la primera parte de la novela, me ha parecido una cría consentida y peleona a la que la vida pronto pone firme. Pero en general es una lectura agradable y fresca que me ha sacado más de una sonrisa sobre todo cuando se desplaza a Granada, tierra conocida por mí.

El autor ha ido madurando y se aprecia su evolución, siendo capaz de desenvolverse en distintos géneros, manteniendo siempre esos guiños al humor y los toques fantásticos.

Una novela amable que sirve para desconectar y soñar.


Saludos y a disfrutar leyendo.




lunes, 13 de noviembre de 2017

EL JARDÍN DE SONOKO de David Crespo



Título: El jardín de Sonoko

Autor: David Crespo

Editorial: Suma

Primera edición: Septiembre de 2017

Nº de páginas: 273

ISBN: 9788491291367

Género: Narrativa





Autor

David Crespo (Barcelona, 1972) después realizar estudios de diseño gráfico y pintura acabó en la facultad de filosofía, donde tras licenciarse y ser becado por el Departamento de Filosofía Teorética y Práctica, obtuvo la solvencia de investigación gracias una tesina en la que trazaba vínculos entre Ortega y Gasset, el problema de la especialidad y la teoría de sistemas. Actualmente es profesor interino de filosofía. 
El jardín de Sonoko es su primera novela y la realización de una vocación que no ha hecho más que crecer con el paso de los años.


Sinopsis

Una historia de amor poco convencional. Una fábula moderna ambientada en un Japón mágico que nos enseña que hay seres abocados a estar juntos pase lo que pase.

Kaoru, un vendedor de zapatos de Kioto, se sirve de la maniática regularidad con que rige su vida como escudo protector frente al mundo, pero sobre todo frente a sus propios recuerdos, los que le llevaron a pasar cinco años aislado en una habitación.

Y todo funciona según lo previsto hasta que su compañera de trabajo, Sonoko, inesperadamente le invita a salir. A la mañana siguiente, y por primera vez en tres años, Kaoru, olvidará tomar dos de sus cinco tazas de té, levísimo primer síntoma de un imparable efecto mariposa que le obligará a desenroscarse de forma traumática para ir en busca de su destino, ese invisible hilo rojo que como reza la leyenda, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias.

Opinión

El de hoy es un libro extraño que me llamó mucho la atención por su preciosa portada y por la leyenda del hilo rojo que se ve sutilmente reflejada en ella.

El protagonista es Kaoru Nakamura  un joven japonés de veintiocho años que trabaja en la sección de zapatería de unos grandes almacenes. Nos cuenta su despertar y cómo desde el mismo momento en el que abre los ojos toda su vida está sometida a una estricta rutina que tiene todo controlado al milímetro. Desde el número de tazas de té que se tomará, al tiempo que tardará en realizar cada cosa y la gente con la que se encontrará cada día de camino a su trabajo. Nos contará el porqué se decidió a optar por ese empleo que lo mantiene en una burbuja en la que todo está controlado. Va a ir narrándonos sus ansias de vivir en armonía y en paz tras haber pasado cinco años de su vida como hikikomori, un trastorno que sufren algunas personas, sobre todo en Japón, que hacen que aquellos que lo sufren se recluyan en una habitación de su casa y vivan ajenos a todo contacto exterior.

Cuando Sonoko, su compañera de trabajo por la que se siente ligeramente atraído lo invita a un karaoke de repente ve que su mundo cuadriculado tiene una ligera grieta que lo afectará aún más cuando al día siguiente en su rutina de caminar sea espectador de un accidente de tráfico. Desde ese momento se verá forzado a salir de su zona de confort y comenzará a vivir de verdad de nuevo.
Se trata de una historia de amor atípica en la que el autor nos lleva a Japón con unas actitudes que son típicas de aquella cultura, pero que sin embargo cuando lo miras desde fuera podría ocurrir en cualquier lugar porque no se producen demasiadas descripciones de lugares en concreto.

Me debato entre las distintas sensaciones que me ha producido, sorpresa quizá ha sido la más fuerte porque no entendía al protagonista ni su actitud inicial ni las cosas que posteriormente le van sucediendo, así como las casualidades que se van encadenando hasta llegar a un final que cogido del hilo rojo del destino acaba dejándote con la boca abierta.

Ha sido un libro que me llevado a una situación que me ha parecido muy dulce cuando él parece abrir los ojos, cuando espera, cuando busca, cuando tiene esperanza, pero me ha parecido demasiado extraña su relación con Sonoko y su familia y quizá esto es lo que me ha chirriado más de la historia. Es una sensación extraña como si pasases de la realidad a una fantasía en la que aparecen unos personajes que me resultaba difícil creer, pero a la vez no puedes parar de leer.

Me quedo con el que creo que es el mensaje que nos quiere trasmitir el autor y es la necesidad de salir a buscar al mundo y la vida, no limitarnos a sobrevivir en una burbuja, porque la burbuja se puede convertir en nuestra mortaja.

Saludos y a disfrutar leyendo.


domingo, 12 de noviembre de 2017

Mes de la novela Feelgood o la no novela


De nuevo Laky del blog Libros que hay que leer trae su mes temático. En este caso es el dedicado a todo aquello que no es novela, pueden ser relatos, poemas, teatro...Y la novela feelgood es aquella que trae buenos sentimientos, que te hace sentir bien, historias que te transportan a esos lugares cálidos y que te reconfortan mientras lees.
Creo que tengo un par de ellas en la recámara y aprovecharé para participar. En este post las iré enlazando.
Una buena oportunidad para abrir la mirada.

1. El jardín de Sonoko de David Crespo

2. La librería del Señor Livingstone de Mónica Gutiérrez

Saludos y a disfrutar leyendo